El Kukuiaga juvenil ha culminado una temporada de ensueño con el ascenso a División de Honor. “Es el premio a varios años de trabajo en categorías inferiores, desde el club se viene apostando fuerte por la base y esto es una muestra de ello”, señala el técnico de los de Etxebarri, Mikel Tajadura. Una recompensa “al buen trabajo común, así que hay que felicitar a toda la familia del Kuku por conseguir estar en la categoría que se merece. Estoy seguro que el año que viene disfrutarán y estarán a la altura de la competición”, destaca.