El defensa del club encartado volvió a jugar unos minutos

“Han sido unos meses muy duros, de mucho sacrificio y trabajo fuera del campo y volver y hacerlo con esta victoria tan importante la verdad es que me hace muy feliz”. Así de satisfecho se mostraba el lateral derecho del Sodupe, Rubén Salado, después de volver a disputar más de 560 días después un partido oficial tras superar una grave lesión de rodilla (ligamento cruzado). Salado reconoció que ya conocía el estilo de juego de los encartados, tras militar allí hace dos campañas (la anterior estuvo en el Urduliz), y eso le ha ayudado mucho a integrarse en la dinámica del equipo.