Luken Iturrino, hijo de Lutxo Iturrino, jugador del Athletic en las temporadas 89/90 y 90/91 para retirarse en el Aurrera, quiere desligarse de la figura de su 'aita' para hacer su propio camino en el fútbol. Luken pasó ocho años en Lezama y esta es su segunda temporada con el Aurrera. Ve difícil el camino que los de Ondarroa han de recorrer para lograr la salvación, pero confía en conseguir la permanencia.

*Lee la entrevista en la contraportada del periódico de este viernes 17.