La RFEF ha introducido nuevos mecanismos de refuerzo en su Protocolo de actuación ante el Covid-19 y ha presentado al CSD, para su validación, una nueva versión que, esencialmente, introduce nuevos mecanismos de refuerzo y exigencia.
En el apartado del conjunto de las competiciones de ámbito estatal no profesional, establece que la periodicidad de los test que obligatoriamente deben pasar todos los jugadores será “semanal siempre que en esa semana haya jornada o jornadas de competición para las categorías de 2ªB, Tercera División Masculina, Primera y Segunda División Femenina, y Primera y Segunda División de Fútbol Sala Masculino y Femenino” y “cada 14 días siempre que en ese periodo haya jornada o jornadas de competición para las categorías de Primera Nacional Femenina, Segunda División B y Tercera División de Fútbol Sala, División de Honor Juvenil de Fútbol y de Fútbol Sala y Liga Nacional Juvenil”.