Hace exactamente 40 años, la Real Sociedad conquistó su primera Liga con una plantilla formada exclusivamente por jugadores de Gipuzkoa. Un éxito histórico a la altura de la final de Copa del Athletic ganada en 1958 al Real Madrid campeón de Europa con los de nominados once aldeanos.
Pues bien, ambas gestas han sido igualadas esta temporada por el Amorebieta. Los azules se han clasificado por vez primera para el play off de ascenso a Segunda División, con un plantel integrado únicamente por futbolistas vascos. El 100% son jugadores nacidos en Euskadi y su compromiso con el escudo ha sido absoluto.
Los de Urritxe han confirmado así que no hace falta mirar fuera de nuestro territorio para armar un equipo competitivo y que el fútbol de cantera puede tutear a poderosos clubes de capital de provincia, confeccionados a base de talonario pero también con mucho mercenario.
A partir de ahora, siempre recordaremos a esta plantilla del Amorebieta como garantía de autenticidad del label vasco. El play off es un premio merecido al trabajo bien hecho por una directiva que heredó un club prácticamente en la ruina. Zorionak!