Cuenta un refrán africano muy popular en las tribus, sobre las leyes no escritas de la selva, que el antílope no necesita correr más que el león para sobrevivir; tan sólo ser más rápido que los demás antílopes de su propia manada. Y así día tras día. Partido a partido, que proclaman los cholistas.
Una afirmación que han interiorizado nuestros clubes vizcaínos de Segunda División B, sobre todo los más frágiles en cuanto a músculo económico. Y es que no tiene sentido intentar correr más que los clubes de capital de provincia que cada temporada optan al play off de ascenso. Tan sólo dejar a cuatro (mejor cinco) por debajo.
Y en eso andan, mejor dicho corren, estas jornadas Arenas y Leioa. Los dos equipos de la Margen Derecha parecían condenados al descenso tras un inicio de campaña negativo, pero se han repuesto de forma sobresaliente y ya miran a los ojos al resto de conjuntos que pelean por la permanencia en la categoría.
Especialmente significativa es la reacción del Arenas, que ha encadenado un pim-pam-pum espectacular cuando menos se esperaba. Ahora vuelve a salir el sol para todos y, como cada día, deben correr más que los antílopes de su manada...