La International Football Association Board, el organismo que regula las normas del fútbol mundial, aprobó la semana pasada siete modificaciones que incidirán en el juego a partir de junio. Son las siguientes:

· Penaltis. El portero ya no estará obligado a tener los dos pies sobre la línea de gol. Bastará con uno.

 

·Goles con la mano. No se tomará en cuenta la intención de las manos dentro del área si se anota un gol: será invalidado siempre, sin importar si es accidental o no.

· Saques de portería. Los futbolistas podrán recibir la pelota dentro del área una vez que el portero la ponga en juego.

· Sanciones a los técnicos. Los árbitros volverán a mostrar tarjeta a los miembros del cuerpo técnico.

· Cambios. Cuando un futbolista sea sustituido por su entrenador, ya no será necesario que salga por la mitad del campo, podrá abandonar el terreno de juego por la banda más cercana.

· Barreras en las faltas. Los futbolistas atacantes ya no podrán mezclarse con la barrera en las faltas para incomodar, tendrán que estar a un metro de distancia

· Árbitro. Al contrario que hasta ahora -en la que su figura era considerada como un poste- no se dará como gol válido si el último que toca el balón es el árbitro. Si éste se encuentra dentro del área se entregará la pelota al portero. Si estaba fuera, se entrega al último equipo que haya tocado el balón. Si después de golpear al árbitro el balón cambia de bando se le devuelve al equipo que lo tenía antes de este lance.