Los equipos de la SD Plentzia están cada vez más cerca de abandonar el peregrinaje al que se han visto obligados por la remodelación del campo de Errotabarri, que se ha prolongado en el tiempo por numerosos problemas burocráticos. Esta semana se ha podido ver cómo se han colocado los primeros tepes y el terreno ya va tomando forma. En principio el final de la obras estaba previsto para la segunda semana de noviembre, por lo que todo apunta a que el próximo mes esté finalizada la obra. De esta manera, los equipos blanquiazules volverán a su hábitat natural y pondrán fin al calvario que han tenido que sufrir, que se ha visto aliviado únicamente por la ayuda y colaboración de los clubes vecinos, que han habilitado sus instalaciones para poder entrenar y jugar los partidos oficiales.


 

El equipo santurtziarra, con la intención de generar ingresos atípicos, ha puesto a la venta un atractivo polo para que los aficionados puedan acudir con él a los partidos. La prenda deportiva se puede adquirir en las oficinas del Gazteak, preguntando por Alberto (responsable del merchandaising), por un precio de 20 euros.


 

Las instalaciones de Ibarsusi en Bilbao serán el escenario de los cuatro partidos que se disputan el sábado 10 de septiembre entre los mejores equipos de la regional de la pasada temporada.
Los aficionados que lo deseen pueden acercarse a presenciar los encuentros sin pasar por taquilla, la entrada es gratuita.