El Abadiño podrá acabar este campeonato de Liga en casa, tras haber jugado los últimos en Txolón con motivo de las obras de reforma de Astola. Tras la homologación oficial por parte de la Federación Vizcaina de Fútbol, los de Gorka Moreno han podido pisar ya esta semana en el nuevo césped, hierba artificial de última generación y lo estrenarán mañana (17.30 horas) ante el Lezama. Además de los celestes, el Abadiño disputará otros dos encuentros más como local en esta recta final liguera, contra el Ezkurdi y el Ermua.