El fútbol femenino está de moda. Pero no por ello sus bases son sólidas, ni mucho menos. El crecimiento informativo que está teniendo está enfocado prácticamente a las categorías más altas, léase la Liga Iberdrola o la Selección Española. Pero la realidad de la base es bien diferente. Y es ahí donde se tiene que trabajar más intensamente y poner todos los recursos económicos y materiales que sea posible.
Y en la Federación Vizcaína de Fútbol lo tienen claro, reconociendo su dificultad pero no por ello negando la realidad. Su presidente, Iñaki Gómez Mardones, explica: “Pondremos nuestros esfuerzos en ver cómo ayudar e impulsar que cada vez más niñas de los centros escolares de Bizkaia se acerquen a los clubes de fútbol femenino”.


En esta línea, ha diseñado un plan, que comenzó el pasado año en el Colegio Salesianos de Bilbao y desde la semana pasada también en Durango, en el que niñas que practican otros deportes, un día a la semana, conocen de primera mano, el mundo del fútbol. “Los lunes en Deusto y los jueves en Durango, los entrenadores Mario Quintas y Ander Odriozola, respectivamente, las dirigen y motivan a conocer nuestro deporte. En el futuro cercano queremos ampliarlo a otras zonas de nuestro Territorio”, explica Gómez Mardones.

Facilidades
El ente federativo suministra todo el material, tanto humano como logístico, equipándolas completamente y estando muy cerca también de sus familias. Hasta la fecha, la iniciativa localizada en Salesianos de Deusto ha atraído a nueve niñas, mientras que la del Duranguesado ha arrancado con una decena de ellas. La próxima ubicación podría ser Orduña, que ha mostrado mucho interés en desarrollarla.