Abanto y Zierbena se convirtió el pasado sábado en la capital vizcaína de la deportividad en el fútbol escolar. En un acto sin precedentes, los padres e hijos del Gallarta y del Colegio Basauri infantil posaron juntos antes del partido en contra de la violencia. Los capitanes de ambos equipos, de 12 años de edad, leyeron un comunicado conjunto en defensa del deporte y el juego limpio y todos, familiares y jugadores, se estrecharon la mano ante la atenta mirada del árbitro. Una preciosa imagen para la historia.
Otros equipos escolares vizcaíno también organizaron actos en favor del juego limpio.

*Más información y fotos en el periódico de este martes. ¡No olvides comprarlo!