Desde 1960, cada primer domingo de agosto los habitantes de Catoira, en Pontevedra, escenifican con un singular espectáculo las invasiones vikingas sufridas hace mil años. Hasta aquella localidad gallega se han desplazado este año los hermanos Escobar, Ritxi y Andrés, dos técnicos vizcaínos formados en Markina que estudian ahora el nivel 3 de entrenador. 
Una vez que acabe la temporada Ritxi y Andrés cambiarán el balón de fútbol por las hachas y los ropajes nórdicos. “Estamos totalmente integrados en el pueblo. Todos los veranos solemos vestirnos de vikingos para participar en la romería". afirma Ritxi Escobar.

*No te pierdas este reportaje con todos los detalles en el periódico de este fin de semana.